Info corporativa
Una plataforma nueva de inversión y gestión inmobiliaria

Una plataforma nueva de inversión y gestión inmobiliaria

2017-10-03 / dunas real estate,dunas capital,real estate

Tal y como anticipábamos hace unos meses, Dunas Capital se ha lanzado al mercado con diferentes productos para su base tradicional de clientes, ofreciendo todo un espectro de productos basado en dos fundamentales: liquidez y plazo. Este relanzamiento viene impulsado por la incorporación del nuevo equipo de Dunas Real Estate al antiguo proyecto de Inmoseguros y la capacidad de innovación en las inversiones que se están llevando a cabo. 

En cuanto a la inversión y gestión de activos inmobiliarios, Dunas Capital ha irrumpido en el mercado apostando diferente a sus competidores; desde la fundación de la gestora inmobiliaria, a finales de 2016, Dunas ha incluido en su cartera 6 activos hoteleros en zonas consolidadas

La inversión encaja para aquellos inversores patrimonialistas que buscan rentabilidades garantizadas a largo plazo y que sean “contra-cíclicas”. La inversión por esta tipología de activos se fundamenta en resumen en dos pilares:

I. Exceso de liquidez: Desde el punto de vista macro, el exceso de liquidez de los inversores institucionales ha sobrecalentado el sector inmobiliario en los “asset classes” tradicionales; solamente hay que ver la compresión de las rentabilidades en el sector de oficinas, siendo la compresión más grande en Europa en un periodo de tan solo dos años (desde 5,0% en 2015 al 3,2% en 2017en Madrid). 

II. Escenario de tipos bajos: Por otro lado, al anterior principio se une la política de tipos bajos que está viviendo Europa. La política monetaria llevada a cabo durante último lustro empieza a mostrar señales de cambio. El exceso de liquidez del sistema financiero y el apetito por financiar operaciones se desinflará una vez el BCE anuncie la terminación del llamado “tapering”, a finales de este año. Las principales entidades del sector han creado un ambiente de financiación realmente competitivo y esto ha servido de enzima catalizadora para mejorar las rentabilidades de los activos “prime” y agravar el calentón en los sectores más tradicionales. 

Esta situación de mercado tanto nacional como internacional, han impulsado a nuestro grupo en la búsqueda rentabilidades alternativas que pudiesen mitigar estos factores macro económicos. 

En este sentido, Dunas Real Estate está estructurando inversiones en hoteles urbanos con contratos de arrendamiento a largo plazo y con operadores de primer nivel. “Esta tipología de inversión es una apuesta nueva para nuestra base de clientes. El “feedback” de nuestros inversores ha sido muy positivo principalmente por el riesgo que asume el inversor, el formato de inversión es asimilable a un bono donde el riesgo que conlleva es riesgo operador, si bien, en este “bono” lo que el inversor posee es una piedra urbana en las principales capitales de España como garantía adicional”, destaca en este sentido Rafael de Andrés, socio de Dunas Capital.

Jaime Morán
Dunas Real Estate